Fotografia arquitectura urbana

Hablemos sobre fotografía de arquitectura urbana

 

La ciudad es el entorno perfecto para dejar volar a tu imaginación y empezar a crear una realidad paralela. Cada ciudadano trata de mostrar su punto de vista a partir de unas experiencias e inquietudes, y juntándolas todas podríamos resumir la vida cotidiana del siglo XXI. Esta disciplina de la fotografía es cada vez más y más popular, ya que constantemente hay más cámaras, más fotógrafos y mucha más facilidad para fotografiar cualquier acontecimiento que ocurra en el espacio urbano.

Desde mi punto de vista, el campo de la fotografía de arquitectura urbana es muy amplio ya que puede acoger desde unos niños jugando en un parque a unos empresarios esperando en la cola para poder conseguir su comida en un “take away”. Pero lo más importante es que tu fotografía haga navegar al espectador por su imaginación y lo traslade a algún momento vivido previamente o inventado en la ciudad. Este viaje a través de la imaginación es el que intento provocar con mis fotografías de arquitectura urbana y creo que deberían producir las tuyas también. Por ello, considero que éste tipo de fotografía tiene que reflejar muy bien la interacción entre el usuario y el espacio público.

Me gustaría proponerte un ejercicio mental, el cual suelo hacer yo constantemente mientras paseo por la ciudad. De esta forma, quiero que se te abra el apetito visual y empieces a ver la ciudad con otros ojos. Intenta observar tu entorno con determinación e imagina que eres el espectador de una película. De esta forma verás cómo vas capturando fotos en tu mente sin pensar, pues de eso se trata. Este ejercicio te permitirá agilizar tu cerebro para ser capaz de fotografiar muchas situaciones inexploradas y espontáneas que se nos presentan todos los días en nuestro entorno.

 

En el reportaje de la plaza del Raval de Sant Josep, quise trasladar al espectador a esos momentos de infancia en los que jugábamos con nuestros amigos en la plaza del pueblo.

Plaza Raval de Sant Josep de Onda (Castellón, España) 2014 | el fabricante de espheras y Cel-ras Arquitectura

¿Qué es la fotografía de arquitectura urbana?

La fotografía de arquitectura urbana es la que concibe a la ciudad como un hábitat, en el que los ciudadanos se relacionan entre sí mediante la arquitectura que les rodea. Desde la aparición de los dispositivos móviles esta disciplina se ha convertido gracias a su rapidez y disponibilidad, en una de las especialidades más practicadas por los fotógrafos. Este tipo de fotografía se caracteriza por ser espontánea, ya que, aunque coloquemos nuestra cámara con un encuadre determinado, nunca sabremos cómo van a reaccionar los actores de la escena. El tiempo transcurre y los ciudadanos siguen en constante movimiento, por lo que la fotografía que obtendrás será única e inédita. Sin embargo, siempre podrás recrear las icónicas imágenes de un niño saltando dentro de un charco o la silueta muy bien definida mediante un contraluz.

 

Historia y fotógrafos de arquitectura urbana

Con respecto a la historia de la fotografía urbana o “Street Photography” me gustaría dividirla en 8 periodos en los que te haré una pequeña introducción de sus autores, así como, de sus diferencias y avances.

 

  • El siglo XIX

En aquella época la fotografía urbana era muy diferente a la que conocemos actualmente, ya que debido al peso de los equipos técnicos y al tiempo que necesitaba la cámara para capturar las imágenes, era muy complicado detener la velocidad urbana. Pero gracias a John Thomson y sus fotografías publicadas en el libro “Street Life in London” de 1877 y a Samuel Coulthurst de finales del siglo XIX, pudimos empezar a descubrir esta disciplina como un nuevo punto de partida.

 

  • De la década de 1920 a la de 1940

La evolución de la tecnología y la situación social que se vivía en esa época entre guerras, catapultaron la fotografía urbana como la mejor herramienta para documentar y registrar todos los acontecimientos históricos que estaban sucediendo. Empezaron a aparecer grandes fotógrafos como Henri Cartier-Bresson y Dorothea Lange en Francia o Walker Evans y Eugène Atget en EE.UU.

Dorothea Lange sacó sus cámaras a las calles y realizó unos grandes reportajes sobre gente sin hogar y desempleados, que le permitieron ser contratada por la administración federal. Mientras que Henri Cartier-Bresson fue capaz de plasmar los aspectos menos importantes de la vida diaria siempre respetando la distancia con el sujeto para que la fotografía no fuera forzada ni encuadrada. La simbiosis que generaban en sus fotografías las personas y el entorno, le permitían plasmar la plenitud de la vida con todo su movimiento continuo.

 

  • La década de 1950

En esta década la fotografía urbana se terminó de consolidar, ya que gracias al final de las guerras, éste fue un tiempo de celebraciones. En ella podemos encontrar grandes reportajes de reencuentros familiares, reuniones de amigos, etc. En este periodo destacaron fotógrafos como Willy Ronis, Robert Doisneau y Robert Frank. Este último sobresalió porqué fue capaz de darle una vuelta de tuerca a la fotografía urbana y generar un estilo propio que lo llevó a convertirse en el mejor fotógrafo de la época.

 

  • La década de 1960

Robert Frank fue un referente para los fotógrafos de la siguiente década en la que Nueva York se convirtió en la capital de la fotografía urbana. En esta década destacaron fotógrafos como Lee Friedlander, Garry Winogrand, Diane Arbus y Joel Meyerowitz, el cual fue el pionero de una nueva época para la fotografía del paisaje urbano.

 

  • La década de 1970 y posteriores

Durante las décadas de 1960 y 1970 Garry Winogrand definió la fotografía de arquitectura urbana tanto como una actitud, como un estilo y se ha ido trabajando a su sombra desde entonces.

 

 

Claves y técnicas para fotografiar la arquitectura urbana

 

Después de haberte hecho una breve introducción sobre la fotografía de arquitectura urbana, me gustaría darte algunos consejos para que practiques esta disciplina cuando paseas por tu ciudad o incluso cuando vas de viaje. Mi intención es que consigas realizar fotografías espectaculares sobre el entorno urbano y que las diferentes condiciones de luz y la abundancia de elementos no sean una complejidad sino una ventaja a la hora de realizar tus fotografías.

 

Punto de vista elevado

Aunque estamos acostumbrados a fotografiar los entornos urbanos desde el punto de vista del peatón, subirte a un edificio o una colina para mostrar una imagen más general del paisaje urbano, te puede ayudar a conseguir fotografías mucho más atractivas e interesantes.

Aunque en el sentido contrario, también puedes intentar generar unas perspectivas más inusuales, colocando tu cámara en el suelo y mostrando el elemento desde otro punto de vista al que no estamos acostumbrados. Además, si aprovechas la hora azul en la que el cielo sigue iluminado y las luces de la calle empiezan a encenderse, conseguirás un resultado aún mejor.

 

En el reportaje sobre la plaza el Pla de Onda, utilicé estas dos técnicas que te acabo de comentar. Primero hice una fotografía desde un edificio de la plaza, que me permitió mostrar la totalidad de ella y después hice una serie de fotos desde un punto de vista muy cercano al suelo para potenciar el acercamiento hacia el usuario.

Plaza el Pla de Onda (Castellón, España) 2015 | el fabricante de espheras y Cel-ras Arquitectura

El estudio de la luz

La luz es uno de los parámetros más importantes de la fotografía y uno de los elementos que tienes que tener en cuenta siempre a la hora de planificar tu sesión. Una misma fotografía puede ser muy distinta dependiendo de la hora a la que te dispongas a realizarla o incluso a las condiciones climáticas en las que te encuentres.

Por ello tienes que saber elegir la hora más adecuada en función de la luz que incida en tu edificio o espacio público. Como bien sabes la primera hora del día es uno de los momentos idóneos para obtener las mejores fotografías, pero también la hora azul es perfecta para combinar luces interiores y exteriores de los diferentes elementos que componen tu fotografía. Recuerda que siempre puedes utilizar aplicaciones para conocer la posición del sol en cada hora del día, cosa que te podrá facilitar el trabajo en los casos de que no dispongas de tiempo de planificación.

 

En esta fotografía del escenario cerámico de la plaza del Raval de Sant Josep, esperé a que la luz del sol incidiera frontalmente para generar este elemento lo más blanco posible y resaltara mejor con el oscuro pavimento.

Plaza Raval de Sant Josep de Onda (Castellón, España) 2014 | el fabricante de espheras y Cel-ras Arquitectura

El equipo de fotografía

Que tu equipo te permita tener la mayor flexibilidad posible para fotografiar el paisaje urbano es una de las bazas más importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de planificar tu sesión fotográfica. Por ejemplo, si te encuentras en un entorno urbano en el que tu intención es destacar un tipo de elemento o detalle, disponer de un teleobjetivo entre tu equipo será primordial. Te permitirá generar una perspectiva plana que potencie la geometría, los patrones y la composición, al mismo tiempo que te facilitará jugar con la abstracción de los elementos arquitectónicos.

De lo contrario, si tu intención es reflejar bien todo un espacio urbano, sus dimensiones y los elementos que lo componen, tu objetivo perfecto será un angular. Pero en este tipo de objetivos siempre tienes que tener en cuenta la distorsión que te puede generar y que en la parte de posproducción tendrás que corregir.

 

Elementos inesperados

Siempre que viajas o paseas por tu ciudad, te vienen a la cabeza imágenes de sitios emblemáticos que has visto fotografiados una y otra vez. Y en muchas ocasiones quieres fotografiarlos, pero recuerda que no debes copiar esa imagen que has visto, porque de ese modo tu fotografía pasará desapercibida. Tienes que intentar que esa imagen limpia de ese espacio se vea alterada por un elemento que el espectador no espera para que le sorprenda en el primer instante que la observa.

Aunque parezca muy fácil decirlo, estos momentos son difíciles de capturar. Simplemente tienes que armarte de paciencia y esperar a que ocurran o se den las condiciones perfectas para fotografiar un momento único. Por ejemplo, en la Filarmónica de Szczecin de Barozzi Veiga, un edificio blanco puro muy elegante y ordenado, si preparas tu cámara para fotografiarlo y esperas el momento en el que pase una persona con un jersey llamativo o un elemento que haga contraste con el edificio, conseguirás la atención del espectador con mucha más rapidez que en una fotografía limpia del edificio. Todo se trata de hacer un ejercicio mental que busque la originalidad y haga única tu fotografía frente a las miles de fotografías de arquitectura que se puedan hacer del mismo elemento que quieres fotografiar.

 

A continuación, puedes ver como en mi trabajo personal Visión de un foraster, la presencia inesperada de un burro y un caballo llamó mi atención a la hora de fotografiar esos molinos y me ayudaron a generar una atmósfera rural en la que el espectador puede conocer mejor cómo se trabajan los campos de cultivo de alrededor.

Visión de un foraster (Mallorca, España) 2018 | Lluís Bort

Juego de luces y sombras

Las sombras del entorno urbano pueden beneficiarte mucho a la hora de componer tus fotografías de arquitectura urbana. Pueden ser una herramienta para dar volumen a las texturas de las fachadas o de los pavimentos. Incluso pueden jugar un papel mucho más importante dentro de tu composición fotográfica, ya que pueden ayudarte a obtener la atención del espectador con mucha más rapidez. Además, te pueden servir para resaltar o esconder determinados detalles que te interesen del espacio que estés fotografiando.

La importancia de las personas en la fotografía de arquitectura urbana.

Como ya te he comentado en alguna ocasión, una de las técnicas que suelo usar en mis fotografías es la inclusión de personas para que den escala al espacio. Creo que sería un error que intentaras ocultar o no incluir a las personas en tus fotografías a la hora de fotografiar el espacio urbano, ya que el propio espacio se ha concebido para el uso de las personas y sin ellas puede perder el sentido. A la hora de fotografiar un monumento o un edificio de grandes dimensiones, también puede ayudarte a dar escala el hecho incluir otros elementos cotidianos que conocemos sus dimensiones sobradamente.

 

En mis reportajes sobre fotografía de arquitectura urbana, no concibo el espacio público sin la presencia del ser humano. Estos espacios han sido diseñados para ellos y por eso tienen que aparecer siempre. Como puedes ver, las personas tienen una gran importancia tanto en el reportaje sobre la plaza del Raval de Sant Josep, como en la plaza del Pla.

Plaza el Pla de Onda (Castellón, España) 2015 | el fabricante de espheras y Cel-ras Arquitectura

El movimiento es acción

La ciudad es un lugar en constante movimiento, en el que no se para ni un instante, aunque sea de noche. Por ello debes aprovechar este flujo frenético y utilizarlo de instrumento para hacer tus fotografías más interesantes. Debes aprender a disparar con una velocidad baja, pero sin pasarte para que toda la imagen no termine toda crepitada. Para ello te recomiendo que uses un trípode y si es posible un disparador remoto. De esta forma evitarás cualquier vibración en tu cámara y conseguirás un entorno claro y definido en contraste con el movimiento de las personas y los vehículos.

Pequeños detalles

Por último, me gustaría aconsejarte que en el campo de la fotografía de arquitectura urbana no todo está en fotografiar los edificios, las calles, las plazas… sino que también contiene pequeños detalles que en algunas ocasiones te pueden pasar desapercibidos, pero identifican y sitúan un lugar, simplemente con ese elemento. Me refiero a un cartel, un letrero o una pintada que da identidad a un lugar de la ciudad.

 

En mi viaje a Japón descubrí que todas las ciudades tenían un elemento muy característico que mostraba la identidad de cada lugar. Este objeto no era otro que el registro del saneamiento de las calles. Fue una preciosidad pasear por las calles y descubrir que cada núcleo urbano tenía dibujado en sus registros los elementos más representativos de la región. 

Registros de saneamiento japoneses (Japón) 2019 | Lluís Bort

Si en tu fotografía eres capaz de dar protagonismo a estos detalles, usando un teleobjetivo o acercándote al elemento característico, tendrás mucho ganado. Lo importante es que no olvides los objetos cotidianos que en muchas ocasiones puedes convertirlos en un gran recurso para tu fotografía urbana.

Recomendaciones literarias sobre fotografía de arquitectura urbana

 

En este apartado me gustaría comentarte algunas referencias literarias que me han servido a la hora de documentarme y creo que pueden ser muy interesantes para tu formación como fotógrafo de arquitectura urbana.

El libro Fotografía urbana – Cómo fotografiar la vida en la ciudad de Jesús León es una herramienta ideal a la hora de iniciarte en el mundo de la fotografía urbana. En él puedes encontrar un manual muy completo que te irá guiando a la hora de realizar tus fotografías.

The Americans de Robert Frank es otro de los libros que me gustaría recomendarte por la importancia que tuvo en la historia de la fotografía urbana. Fue publicado en 1958 y fue una referencia para los fotógrafos del siglo XX. En ochenta y tres fotografías no sólo fue capaz de reflejar el racismo, el consumismo y la mala política de los estadounidenses, sino que también encontró una belleza inesperada en los rincones más insignificantes de la vida estadounidense.

Street photographer de Vivian Maier es un libro muy interesante de esta fotógrafa que poseía grandes talentos como un gran ojo en los detalles, la composición y la luz; disparar a todas horas para no perder ningún momento importante; o gran perspectiva humanitaria. Por eso creo que te puede servir de gran apoyo para tu formación.

Por último, el libro Personal Best de Elliott Erwitt es una recopilación de todas las fotografías del autor, algunas inéditas, desde sus inicios en la década de 1940. Estas fotografías representan una innovación y un contraste con las reglas de los cánones fotográficos de la época. El enfoque preciso, la exposición perfecta o la composición tradicional son algunas características de sus obras.

 

Fotógrafos de arquitectura urbana

 

Para finalizar me gustaría mostrarte algunos de los fotógrafos de arquitectura urbana que son una referencia para mí. En algunos casos porque dejan que ocurra de forma natural y potencian la presencia de un flash, que busca ser el factor sorpresa que tantas veces te he mencionado anteriormente; en otras ocasiones usan herramientas digitales para hacer repensar el uso del espacio urbano; otros crean cierto grado de interferencia en la fotografía mediante la escenificación. Por eso te recomiendo que les eches un vistazo, para que te ayuden en tu formación como fotógrafo de arquitectura urbana.

Clarissa Bonet. En muchas de sus escenas representativas crea escenas sencillas y contrata a actores para recrear sus propias experiencias en el entorno urbano de Chicago.

 

Heloisa Lodder. Ha sido capaz de crear su propio estilo fotografiando al ser humano en el estado más vulnerable, como son las personas sin techo. Con ellas quiere concienciar sobre la difícil situación de estas personas y estimular la faceta humana del espectador.

 

Pelle Cass. Llama la atención del espectador en sus fotografías gracias al movimiento que transmiten. En sus fotografías ubica al espectador en el espacio público o infraestructuras semiprivadas como son los pabellones deportivos, y refleja unos cuerpos que luchan por captar la atención del objetivo, siempre perfectamente detenidos y coordinados en el tiempo y el espacio.

 

Rui Palha. Es un prodigioso fotógrafo de la composición, capaz de generar fotografías con un alto nivel de equilibrio, belleza e impacto visual. A través de su fotografía en blanco y negro integra a la perfección las escenas de la vida con la arquitectura y el espacio urbano.

 

Rinzi Ruiz. Es un conocido fotógrafo americano que destaca por sus fotografías urbanas en blanco y negro. Su gran dote de dominar la luz, le permite generar imágenes muy potentes y con mucha fuerza gracias al uso del alto contraste.

 

Haley Morris-Cafiero. Es una fotógrafa que convirtió el desprecio en una virtud. Su trabajo más característico es el que realizó mediante una serie de autorretratos en las que aparece en el espacio público mientras otras personas la miran de reojo o se burlan sobre su peso.

 

Adam Magyar. Se caracteriza por ser un fotógrafo urbano capaz de representar el tiempo en un espacio público. Por eso gracias a sus conocimientos en el campo de la electrónica le permitió modificar sus cámaras y dispositivos digitales hasta conseguir una cámara que le posibilitara capturar el paso del tiempo tal y como él lo imaginaba.

Toda esta información que he compartido contigo me gustaría que te sirviera para despertar ese gusanillo en el estómago que te haga saltar de la silla, coger tu equipo fotográfico y salir a la calle a contar tus propias historias sobre arquitectura urbana. Como dijo Salvador Dalí: “El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan”. ¡Así que no lo pierdas y sal a la calle con tu cámara!